viernes, febrero 24, 2012

SANTO TORIBIO Y EL DRAGON. SANTO TORIBIO, CABALLERO DE LOS ANDES. Canción de Talillakkta con letra de Martín Scheuch P.

AMÉRICA 500 AÑOS
3
SANTO TORIBIO , CABALLERO DE LOS ANDES
Martín Scheuch P.
© Editorial Vida y Espiritualidad
Idolos de arcilla rugían en la espuma 
su lumbre es la bruma 
mi pluma   acunaba un dios y otro dios
Tierra de la luna sin nombre todavía
se bautizaría bajo un Nuevo Sol
Cuando por la pampa fluyente de los mares
llegaron las naves cargadas de pasión
su misión bordada en las velas flameantes
la cruz tremolante fue mi liberación
Evangelizando, Evangelio abanderando,
nunca rezagando la estocada al gran caimán
siempre enarbolando la verdad que esta matando
al dragón nefando que asolaba la heredad.
Fue tal epopeya como el ser humano
entramado de sombra y de luz,
sueña la centella que destella en mi verano
con el Arzobispo del Sur...
Santo Toribio, caballero de los Andes,
heraldo andante de la Evangelización
protector, el defensor de los humildes,
de los que gimen bajo el yugo del dragón.
Como fauces de una serpiente emplumada
apretaba el diente 
el cauce que arreciaba muerte en caudal
Hasta que insurgente contra la bestia armada
otro Cristo andaba con vara episcopal
Vuela como el cóndor arrullando las alturas,
besa la blancura de la nieve virginal,
su cabalgadura pisando con premura 
la estatura muda del Ande colosal.
Evangelizando...
Fue su mano alzada fecunda en bendiciones
su cayado fue el del Buen Pastor,
fue su lengua fuego que incendiaba las razones,
su mirada alejaba el temor...
Santo Toribio...


RESCATES: SANTO TORIBIO Y EL DRAGON

Takillakkta, sin mi conocimiento y autorización, le cambió el nombre a esta canción por el de Santo Toribio, caballero de los Andes o simplemente Santo Toribio. Se pierde así la referencia a la imagen que me inspiró el texto, la de San Jorge luchando contra el dragón. La cosa no quedó solamente en el título, pues hubo además un par de cambios desafortunados a la letra.

La letra original decía "otro Cristoandaba con vara episcopal", aludiendo a la expresión teológicaalter Christus, que la la Iglesia emplea para designar la función del sacerdote ordenado. Takillakkta reemplazó esta expresión por"como el Cristo andaba con vara episcopal", tal vez pensando que era incorrecta, dado que sólo hay un Cristo, Jesucristo Nuestro Señor. A fin de evitar malentendidos como éste, producto de la ignorancia, he optado por el siguiente verso definitivo: "un Quijote andaba con vara episcopal". La figura del Quijote evoca heroísmo y tristeza, grandeza de ideales junto a cruda realidad, dignidad en medio de las adversidades y espíritu aventurero.

La expresión "fue su lengua fuego que incendiaba las razones"fue cambiada por "fue su lengua fuego que encendía las razones". El verbo encender no sugiere la misma fuerza y pasión queincendiar, y le quita vigor a la canción. A fin de evitar interpretaciones irracionalistas, he elegido como texto definitivo la expresión "fue su lengua fuego que incendiaba corazones".

Finalmente, hay un cambio menor que se hizo inadvertidamente o por ignorancia. "...su misión bordada en las velas flamantes" se escucha cantar a Takillakkta, cuando la letra original decía "velasflameantes". Si bien la diferencia fonética es mínima, el significado de flamante es totalmente distinto del de flameante.

He aquí, pues, la letra definitiva de la canción, según la intención de su autor:


SANTO TORIBIO Y EL DRAGÓN

ídolos de arcilla rugían en la espuma
su lumbre es la bruma mi pluma
acunaba un dios y otro dios
tierra de la luna sin nombre todavía
se bautizaría bajo un nuevo sol

cuando por la pampa fluyente de los mares
llegaron las naves cargadas de pasión
su misión bordada en las velas flameantes
la cruz tremolante fue mi liberación

evangelizando, evangelio abanderando
nunca rezagando la estocada al gran caimán
siempre enarbolando la verdad que está matando
al dragón nefando que asolaba la heredad


fue tal epopeya como el ser humano
entramado de sombra y de luz
sueña la centella que destella en mi verano
con el Arzobispo del Sur

santo Toribio, caballero de los Andes
heraldo andante de la evangelización
el protector, el defensor de los humildes
de los que gimen bajo el yugo del dragón

como fauces de una serpiente emplumada
apretaba el diente el cauce
que arreciaba muerte en caudal
hasta que insurgente contra la bestia armada
un Quijote andaba con vara episcopal

vuela como el cóndor arrullando las alturas
besa la blancura de la nieve virginal
su cabalgadura pisando con premura
la estatura muda del Ande colosal

evangelizando, evangelio abanderando
nunca rezagando la estocada al gran caimán
siempre enarbolando la verdad que está matando
al dragón nefando que asolaba la heredad


fue su mano alzada fecunda en bendiciones
su cayado fue el del Buen Pastor
fue su lengua fuego que incendiaba corazones
su mirada alejaba el temor

santo Toribio, caballero de los Andes
heraldo andante de la evangelización
el protector, el defensor de los humildes
de los que gimen bajo el yugo del dragón

Esta obra de Martin Scheuch está bajo una licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported.


La interpretación de Takillakkta tampoco es del todo satisfactoria, un poco lenta a mi parecer. Se puede descargar una versión con el tempo mejorado en REMASTERIZACION: SANTO TORIBIO Y EL DRAGON.
 MARTIN SCHEUCH    

2 comentarios:

1.    
Estimado Martín.

Luego de leer tu público rechazo a tu composición "semillas del verbo", y tu confesión, publica tambien, de su inspiración motivada por tu antiguna pertenencia a una institución católica, he vuelto a leer tu "rescate" sobre Santo Toribio y el dragón, ya que creo que temáticamente ambas canciones están relacíonadas.
¿Debo asumir de manera tácita que al no renegar de ella te ratificas completamente en todo lo vertido sobre este santo? que según el calendario que universal celebra hoy su fiesta.
Te agradeceria, si es que puedes, no escatimar detalles en tu respuesta ya que yo conoci la obra de Santo Toribio, gracia a tu canción
Un abrazo
2.    
Gracias, Giovanni, por tu comentario, pues me obliga a hacer ciertas precisiones.

Creo que mi último post sobre la canción "1492" responde en parte a tu pregunta.

En la canción sobre Santo Toribio se emplean algunas imágenes oscuras provenientes de la religiosidad de los indígenas, haciendo alusión velada a ritos de sangre y sacrificios humanos, no con la intención de denigrar a los habitantes oriundos de América, sino para resaltar por contraste el amor, la compasión y la libertad que implica la fe cristiana. En este sentido, Santo Toribio es como el heraldo de esta fe. Su glorificación poética en la canción no implica la exaltación de todo lo hispánico en general.

Además, en esta canción, a diferencia de "Semillas del Verbo", no se emplea la palabra "indios". El dragón tiene múltiples siginficados, que pueden resumirse en todo aquello que oprime al hombre. Santo Toribio se erige frente a él como "el protector, el defensor de los humildes", sin excluir a nadie por su procedencia étnica.

Como bien puedes ver, esta canción, si bien se asemeja en algunos temas a "Semillas del Verbo", tiene más profundidad de lo que a primera vista parece, cosa de la cual carece la primera por su falta de vuelo poético y su lenguaje estereotipado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Instituto de Estudios Toribianos Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger