domingo, mayo 14, 2017

Avisos breves para todos los confesores destos Reynos del Pyru
http://www.mercaba.org/ARTICULOS/A/avisos_breves_para_todos_los_con.htm


--------------------------------------------------------------------------------



Fray Jerónimo de Loayza
primer arzobispo de Lima
11 de marzo de 1560

lhs.

Auisos breues para todos los confesores destos Reynos del Pyrú. cerca
de las cosas que en él suele auer de más peligro y dificultad, fechos
por mandado y en presencia del Illmo. y Rmo. señor Don Ihrmo. de
loaisa, prmo. Arçobispo de los Re­yes, por todos los perlados y
theólogos q. en esta corte residen y de otras partes an acudido.

(alia manu) lnstructio pro confessariis prius,
confessoribus Provae. Peruanae.



Peru
58

Missio Peruana.

+ El Illrmo. y Rmo. Sor. Don Jhrmo de loaysa prmo. arçobispo de los
Reyes, etc. mouido con sto. zelo de la saluacion y remedio de las
almas y deseando dar buena quenta dellas y pro­curando quitar los
impedimentos q. el demonio les suele poner para conocer el camino de
la uerdad q. Jhu nos vino a enseñar, acordó de buscar el mejor y mas
st." remedio q. para esta conquista espiritual puede auer, q. es la
conformidad y concordia de opiniones de parte de los ministros de
Dios, a cuyo cargo están las conciencias de los fieles, cuyas
confesiones oyen, los quales ministros con esta vnión serían bastantes
para destruir el reino del demonio facilmte., pues uemos q. la gente
de qualquier exérçito, por mucha i fuerte q. sea, es fácilmte. vencida
i des­baratada no siendo a vna, y en la querda de la ballesta aquellos
hilos de q. se compone cada vno por sí tiene poca o ninguna fuerça, i
muchos juntos son bastantes para doblar un fortísimo azero; fiesta
manera los ministros de Dios i confesores harán hazienda i ternán
cierta la victoria y será Argumento q. se rigen por el spu. de dios y
no por el suyo siendo todos a vna, pues, como dize St. Pablo, X.° no
está diuidido : i para q. con esta concordia se comienze la conquista
contra el demonio desde lue­go. haziendo los predicadores i confesores
con esta vnión en el Reino, q. tan por suio tiene el demonio, vna
entrada con q. sea desposeido del, el sor. arçobispo juntó muchos
perlados, así prouinciales como otros theólogos, de las quatro
ordenes, los quales en muchas congregaciones q. delante de su Sa. Rma.
tubieron acordaron entre todos de dar los auisos q. convienen a los
con­fesores, para alumbrar las consciencias de los q. con ellos se
uie­nen a confesar, acerca de los descargos q. están obligados, los c.
conquistaron esta trra. como cerca de las obligones. q. tienen los
encomenderos / / de indios, y de otras cosas en q. podrían los
confesores tropeçar y los penitentes yr defraudados en todo el caudal
del alma. Las cosas q. se determinaron son las sigtes.

1. Primeramente, se determinó q. todos los conquistadores son
obligados a restituir todo el daño q. hizieron en todas las conquistas
e guerras q. hasta agora se an hecho, adonde ellos se hallaron, por
los capitanes y officiales i gente de guerra q. pu­dieron uer la
instrucción de su magt. y entender el horden q. mandaua tener, al cual
debían mirar e informarse si la guerra era justa. Y porq. no la
guardaron, no se pueden excusar de resti­tuir todo el daño in solidum
cada uno de los dichos, y de otra manera no los pueden absolver.

2. Ytem, son obligados in solidum, y no se pueden excusar en alguna
manera, los q. dudaron si la guerra era justa o no, i no se informaron
de quien les pudiera dezir la uerdad, sino con su dubda, si hera
licita o no la guerra, se quisieron yr a ella.

3. Ytem se determinó q. si obo alguno o algunos q. pensaron q. hera
buena i justa la guerra, lo qual no es de cierto q. obiese alguno
destos. pero si lo obo, q. con esta ignorancia le parecía c. podía
cuitar a los indios lo q. tenían, por ser idóla­tras o comer carne
humana o sacrificar hombres o por otras ralzones semejantes o
aparentes, q. les mouiese a pensar ser la guerra lícita, y ansí mesmo
tenía intención q. si supiera o oiera q. esta guerra era injusta, se
desistiera della, este tal, porq. no uía la instrucción de su magt.,
q. no permite se les hiziese la guerra como se les hizo, serán
obligados a restituir la parte que les cupo de los robos, no la
auiendo gastado durante aql. tpo. q. creía' ser buena la guerra y no
tenían quien les enseñase lo contrario a quien deviesen crer.; pero si
guando aqllo. gastaron en el tpo ya dicho, por gastallo de su hazienda
ahorraron otro tanto, en tal caso son obligados a restituir tdo aqllo
q. auían de gastar si no comieran y gastaran de lo ageno.

4. Ytem se determinó q. la restitución de lo q. se obo en las
conquistas y de los daños q. se hizieron se ha de hazer luego aunque
sea con daño de su estado, reduciéndole de cauallero s plebeyo en el
gasto, por ser auido por medio tan illícito como es hurto y rapiña: no
se deuen absolver los tales si pr.° no res­tituyeren: i no constando
de las personas a quien se. hizo el robo y daño, por ser ya muerto, o
por no poder auer, podrá­seles dexar algo por uia de pobre, conforme a
la necescidad q. tuuieren, para sustentar sus personas, según el
prouecho q. hi­zieren en la rrpca. en el augmento y conseruación de
les indios. y esto con parecer del obispo de su diocesi, y, no auiendo
obispo, del confesor prudente; y lo demás emplearlo y darlo para cosas
q. son en beneff.° de la repuca. de los indios q. principalmte. fueron
damnificados, de manera q. Reciban dello beneff.° tem­poral y
espiritual, según el parecer e buen juizio del obispo don­de se obiere
de hazer la restitución.

5. Ytem, declárase q. estos dhos. bienes de los conquista­dores, por
ser tan injustamte. auidos, aunq. no se sepan ciertas las personas a
quien se deuen, no admitir otra composición mas de la dha., que es
dexar algo al q. tiene los tales bienes, por uia de pobre, como dicho
es, por el arbitrio del obispo; i q. en estos bienes puede adquirir
dominio como si a otro qualqier po­bre se diesen. Y no está obligado a
rrestitución de aqlla parte q. para su sustentación se le dió, si no
fuere deuiendo más de lo q. el dho restituió; q. entonces todo lo que
tuviese y adquiriese más de lo que a menester para sustentarse, será
obligado a res­tituir, hasta satisfacer lo q. decae, o sino, según su
facultad. lo q. pudiere.

6. Ytem, se determinó i declaró q. por lo nescesario para su persona
se entiende lo q. moderadamente a menester para sí i para su muger e
hijos, considerada la calidad de su psona. y aprovechamiento en la
repuca. y conseruación en los indios. de tal suerte q. no aya fraude
ni dolo en ello, ni superfluidad en el tratamiento de su presona
(sic); lo qual se le a de dar en el entretanto q. busca alguna manera
de biuir de q. se sustente.

7. Ytem, se determinó q. los hijos e subcesores, o herederos destos
tales están obligados a restituir todo lo q. heredaron de los dichas
conquistadores; de manera q. si el conquistador deuya veinte mili pos.
i el heredr° obo diez mil, está obligado a res­tituir diez mil. Y si
heredó una chácara que el Pe. conquistador hizo, la qual no ualía más
de cinco mil porq. fundus fructificat domino, q. quiere dezir q. la
heredad da fructos pa. su po­seedor, etc. Por manera, q. si vn vsurero
con mil p"s. ganados a vsura comprase vna chácara, no deuiendo más q.
aqllos mili, no estará obligado a los fructos de la tal chácara; de
esta manera se entiende el caso sobredho.

8. Ytem, se determinó c. la muger del concuistador q. no truxo dote,
si hizo gastos superfluos más de lo que a la necesildad de su persona
convenía, estará obligada a restituir todas las demasías ue hizo, ansí
en galas como en cualquier otro exceso ; i desta manera se a de taçar
a juizio de varón sabio i temeroso de Dios.

9. Ytem, se determinó q. la muger del conquistador q. supo, dudó 'i no
se informó q. todos los bienes de su marido eran robados i estauan
obligados a restitución, c. no podrá lleuar la mitad de lo
multiplicado, siendo las cosas de su marido cosas c. fructificauan,
como ganados, huertas, heredades ; pero si fuesen bienes q. no
fructifican, como oro, plata, etc„ puede gozar de la mitad de lo
multiplicado con la industria de su marido suya.

10. Ytem, se determinó q. ésta tal, sino tiene otros bienes de q.
pasar la vida, c. podrá biuir de los tales bienes, aunq. tenga mala
fee, con intento de restituir, si viniere a tpos q. po­drá. como la
muger del vsurero; pero si ésta tal viere c. los mul­tiplicados todos
son de bienes robados, c. multiplican de suio, y tiene otros bienes de
que poder biuir, ue estará obligada a mantenerse dellos.

11. Ytem, se determinó q. la dha. muger del conquistador, que tubo
buena fee i la a tenido, no sabiendo ni pensando c. los bienes de su
marido fuesen robados, puede gozar durante la buena fee de su mitad de
lo multiplicado, i sustentarse della. hazer como de cosa suya; i si
durante esta buena fee pasa el tpo. de la prescripción, puede in
perpetuum ser señora de la mitad del tal multiplicado.

12. Ytem, se determinó c. los mercaderes, i otras cuales‑quiera
personas c. hendieren o han vendido a los conquistadores. a otras
personas, cuyos bienes están todos obligados a restitución, si las
tales cosas c. les bendieron son de las c. se consu­men con el uso,
como ropa, vino i otras cosas desta calidad. questarán obligados los
tales mercaderes, o vendedores a restituir todo lo c. lleuaron por sus
mercaderías, excepto lo c. fue neseº para la sustentación de la vida
del conquistador; pero si anuas mercaderías no las consumió, ni quedó
el que mercó más inhábil pa. restituir c. antes q. comprase, no estará
el mercader obligado a restituir. aunq. sean cosas q. con el vso de
consumen.

13. Ytem. se determinó c. guando los tales mercaderes venden a los
dhos conquistadores, o a otros, cuios bienes están obli­gados a
restitución, cosas c. con el vso no se consumen, como joias, perlas,
heredades, mulas, cauallos, q. no están obligados a restitución, pues
c. los compradores con la tal compra qdaron tan áuiles como antes para
restituir.

14. Ytem, se determinó c. los mercaderes q. en el tpo. de guerra
ynjusta vendieron armas para la tal guerra a sabiendas, o en duda si
era justa o no, estarán obligados a restituir yn so­lidum, como los c.
hizieron el daño con ellas. Pero si los tales mercaderes tubieron
ignorancia bastante, de la tal guerra, i en­tendieron con su buena fee
c. no hera para guerra injusta, no están obligados a restituir.

15. Ytem, se determinó c. cualquier criado de persona, cuyos bienes
todos están obligados a restitución, no puede lleuar ningún salario de
tal amo, i si lo licuare estará obligado a resltitución; y lo mismo se
dize del calpisq., o maiordomo del enco­mendero c. no fue
conquistador, q, no cumple con nada de lo que a sus indios es
obligado, as: en doctrina como en pulizía, no teniendo el amo ningunos
otros bienes sino el tributo q. injus­tamente lleua a los indios; pero
si el tal encomendero no conquistador, aunq. no cumpla con los indios,
como dicho es, si tiene otras haziendas, o granjerías lícitas, de
donde pueda pagar, podrá licitamte. lleuar su salario et.

16. Ytem, se determinó c. si los tales calpisques, o maiordomos
entendiesen en solicitar a los caciques, o indios q. diesen a su amo
más de lo justo, q. de todo acqllo. c. por su solicitud lleuaron más
sus amos, serán ellos obligados a restituirlo a los indios y otro
cualquier agrauio q. les hagan preción (sic) exti­mable, si los amos
no lo restituieren.

17. Ytem determinaron c. los c. tienen yndios con encomienda, si
tienen i an tenido doctrina suficiente i cuidado de la pulida i buen
enseñamyt". de sus yndios, q. podrán licuar vn honesto tributo para su
sustentación, considerada la calidad de la persona y el prouecho q. en
la tierra haze.

18. Ytem se determinó i declaró q. la cantidad del dho tri­buto no se
a de medir por las tasas o retasas, questán puestas, sino por la
conciencia del buen varón y temeroso de Dios ; porq. si los indios son
tan pobres i nescesitados q. no pueden dar ni el que dize la retasa,
no los podrán licuar con buena con­ciencia, sino aqllo c. buenamte.
pudieren dar, qdándoles tpo. para entender en sus haziendas e
rranjerías, i sustentar sus casas v mugeres e hijos, no haciéndoles
venir en nescesidad. por el tri­buto c. no pueden dar.

19. Ytem se determinó o., si los yndios son ricos i pueden
holgadamente dar lo o. manda la tasa o retasa, sin ser agrauiadas en
nada, como dhos es, c. la podrá licuar, y más no, cumpliendo, como
está dho., con doctr." y policía con los dhos. indios.

20. Ytem, se determinó y declaró q. por suficiente doctrina se
entiende q. ningún niño se muera sin. baptismo ni ningún adulto
baptizado sin confisión, y q. todos sepan las cosas nece­sarias de la
fee, corno es el credo y Pater nr. y: aue maría y los diez
mandamientos de la ley, y los mandamientos de la iglesia, y se les
platique y dé a entender lo suso dho, en la mejor ma­nera q. se
pudiere, según su capacidad.

21. Ytem se determinó q. el q. faltó de tener doctrina, todo el tpo.
q. no la tuvo por ningún ministro ny por su persona, lo q. auya de dar
al pe. sacerdote, o sacerdotes nescesarios para el enseñamiento
bastante de los indios, a de restituir a los indios, según el tpo. q.
no la tuuo ni la enseñó; y si, haziendo sus diligencias no pudo hallar
clérigos nescesarios para la doc­trina, ni él la enseñó, está obligado
a a los yndios lo q. auía de dar a los clérigos o frailes pero Podrá
licuar de lo residuo del tributo alguna pte. muy Moderada, para su
honesta sustentación y de su casa, y no más.; y esto por razón del
cui­dado de la pulida, de los Yndios, y por hazer cuerpo en esta
república xna. questá acá para sustentar la tierra en paz, y en
justicia, y parra q. los indios tornen las costumbres xanas. de seguir
y frequentar la iglia. y aprouecharse del fruto de los sacra­mentos.

22. Ytem se determinó i declaró q. los encomenderos están obligados a
saber y entender si los Indios q. tienen en encomienda pueden
holgadamente, y sin perjuicio de su sustentación. y casas cumplir con
el tributo señalado por la tasa, y o retasa; y para saber esto, no se
an de fiar de sus criados, o calpisqes, sino en persona. sin agrauiar
e molestar a los indios, an de uer y co­nocer su posibilidad, i
conforme a ella podrán moderar el tributo por las leyes de la
conciencia, como dho. es.

23. Ytem se determinó q. están obligados los encomenderos a biuir con
cuidado de saber si los frailes, clérigos q. tienen en sus yndios para
la Doctrina cumplen lo q. son obligados, así en hazer juntar los
yndios para la doctrina, como en la adminis­tración de los
sacramentos, y si tienen cuenta con los pobres, i enfermos, y si les
dan buen exemplo en todo lo que tienen obligación. como Ministros de
Jhu X.º; y [si] en estas cosas, o qualquier dellas (sic) faltaren, o
fueren negligentes, den auiso a su obispo, o perlado a quien está
sujecto.

24. Ytem, se declaró q. los dhos encomenderos an de poner mucha
dilig.ª en saber cómo los caciques, o principales tratan a los yndios
comunes i pobres, sabiendo si los roban con acha­ques del tributo,
haziendo trauajar a los yndios i a las yndias para q. les den más de
lo justo, por tener ellos q. gastar en bo­tijas de vino de Castilla,
como se sabe q. muchos lo hazen ; y en todo esto an de procurar el
remedio o por uia de justicia, o por el mejor modo q. pudieren, como
ello se remedie, i sientan los pobres yndios q. el encomendero está
puesto más cerca para q. mire por ellos, q. no para lleuar el tributo.

25. Ytem se determinó que si algún conquistador, o otro obiere tomado
algunas, ouejas o otra cosa de las q. multiplican, i la obiese luego
consumido, q.. estará obligado o a restituir las ouejas o bienes del
multiplico, conforme al ualor q. tenían guando las tomó o consumió,
como si obiera quemado mieses, estando en uerza, que está obligado a
restituir lo q. valía al tpo. q. las quemó ; pero si no obiere
consumido las tales ouejas o bienes de multiplico, estará obligado a
restituir todos los partos y pos-partos y multiplicas, deductis
expensis justis.

.Ytem se determinó q. si alguno obiese rdo. algu.ª cosa de precio, q.
no sea parua, de algún conquistador, o de otro, cuyos bienes están
obligados a restitución, que está, obligado el q. [robó] , o a boluer
la cosa, o su, valor a la p.sona de quien .1a r°, si entienden q. la
restituirá, y sino piensa q. lo hará, q. lo buelua a los yndios,
auysando al q. se' lo dio cómo se hizo la tal restitución; y esto se a
de hazer guando se sabe quáles fue­ron los yndios o psonas de quien se
tomó, o sus herederos, sino estubieren tan lejos q. sean más las
expensas q. lo principal. Y qd.° no se pudiere saber a quien se an de
restituir, se emplea­rán en beneff.° del pueblo, o proui.ª danificada,
si, como dicho es, no esté tan lejos, q. sean más las expensas q. el
principal. Y este descargo se a de hazer con parecer del obispo, y en
su absencia, del confesor, al qual se encarga, q., no lo entendiendo
bien, se ynforme de personas q. lo entendieren.



Las personas q. con el Illsmo. i Rmo. Arçobispo de los Re­yes se
hallaron para definir y determinar todo lo suso dho fue­ron los siges

los muy Rvdos prouinciales de Sto. Domingo i s. Frc°.

frai Gaspar de Caruajal.

frai Frc°. de Morales.

El Pe. Prior de St°. Domingo de Lima.

frai Tomás de Argumedo, Presentado en Sta. Theologia.

frai Andrés de ortega, Prior del Sor. S. Agustín.

frai Ambrosio Guerra, presentado en Sta. Theologia.

frai Grrm°. de Villa Carrillo.

frai Pedro de Cepeda.

El Licdo Don Bernardo Martínez, arcediano desta Sta. Iglia.

El Pe. frai Miguel de Orense [¿Orenes?], vice Prouy1. de nra. Sra. de las Mdes.

El doctor Cola Maya.



Acabóse a honze de março de 1560, y los dhos con su S'. Rma. lo firmaron.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Instituto de Estudios Toribianos Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger